El lavavajillas es un electrodoméstico un poco contradictorio, ya que requiere de electricidad y agua caliente para realizar el lavado normal de los utensilios del hogar, ¿qué tan ecológico será?


Para instalar un lavavajillas en casa se debe de tener:
1. Suministro eléctrico
2. Abastecimiento de agua potable caliente
3. Tubería de 2” ó 50 mm para salida de aguas de lavado

El consumo eléctrico depende de la marca, pero varia entre los 750W a los 1750W. Teniendo una media de 1250W.
El consumo de agua también varia entre las marcas, entre los 10 a 25 litros de agua por lavada, el lavado a mano consumo alrededor de 50 litros.​

Desventajas

Consumo eléctrico, uso de agua caliente, en algunos casos no limpia adecuadamente los utensilios, puede manchar u opacar la vajilla y la cristalería.

Cuidados que se deben de tener

Los lavavajillas vienen con 3 compartimientos: 1. Uso del detergente de enjuague, 2 Uso del detergente en polvo, 3 Uso del abrillantador. Para tener un lavado óptimo es conveniente colocar estos tres productos, el abrillantar evita que la cristalería se opaque y la vajilla se manche. Procure llenar el lavavajillas totalmente antes de cada ciclo.


Si tomamos en cuenta la comodidad que brida este electrodoméstico al ahorrarnos el tiempo de lavado y darnos la vajilla seca, esto toma mucha importancia en familias numerosas y/o en actividades con un número importante de invitados, el uso de este electrodoméstico es beneficioso.


Si bien el gasto adicional que se debe de hacer en el electricidad y uso de agua caliente encarecen el costo de lavar la vajilla, el ahorro en el tiempo pone al electrodoméstico dentro de la línea de electrodosmésticos verdes.

 

Ventajas

Ahorra agua, el lavado que realiza es más eficiente e higiénico que el realizado a mano, brinda comodidad ya que seca la vajilla, el consumo eléctrico es equivalente al consumo de un horno pequeño de microondas.

Lavavajillas

​Por Javier Gómez Jara

               arquitectura e ingeniería ambiental

También te puede interesar